Hoy os traemos uno de los espacios comerciales con más presencia en las calles de cualquier ciudad,. Nos referimos a las tiendas de ropa, tiendas de moda o ropa,  Se trata de un sector comercial amplio y muchas particularidades que hacen que resumir su complejidad en 3 claves es difícil, pero al menos vamos a dar tres detalles que no pueden faltar.

1) La importancia del espacio a diseñar respecto a tus clientes y tu día a día

Para empezar, en todo negocio destinado a la venta de ropa, debemos tener muy claro como queremos, o más bien, como nos interesa que nuestros clientes interactuen con nuestro espacio y nuestros productos.

Si nuestra intención es ofrecer una atención personalizada, cuidada y muy cercana que se suele emplear en la venta de productos con cierto nivel, u ofrecer un espacios en los cuales el cliente se autoatiende buscandose él mismo tallas, modelo, color, etc.

Una vez  que tenemos claro como vamos a atender a nuestros clientes y tenemos claro nuestro modelo de trabajo es hora de crear un diseño de interiores que nos ayude a transmitir ese mensaje a nuestros clientes. Obvio, ese mensaje debe ser visible y claro desde la fachada o puerta de nuestro negocio.

Si tu negocio es de los primeros, es posible que necesites un diseño mas íntimo, con mayor privacidad y zonas diferenciadas en dónde atender a tus clientes de manera exclusiva y personalizada. En cambio, en los segundos, debemos en la media de lo posible evitar las barreras físicas, facilitar el ir y venir de nuestros clientes y exponer el producto facilitando un acceso libre.

La ubicación de nuestras prendas, accesos, recorridos interiores del espacio, zonificación y distribución del mismo, etc. Son muchos los aspectos a tener en cuenta, pero debemos tener claro que proyectar en nuestros clientes la experiencia de compra que nosotros buscamos es clave a la hora de hacer llegar la diferenciación que te haga desmarcarte de tu competencia.

Tienes que ser capaz de dar y ofrecer a tus clientes potenciales aquello que buscan.

2) Nuestro producto. Cómo colocarlo.

Si nuestra imagen y producto es el de una tienda de cierto nivel, con ropa de calidad y tendencias, las prendas se dispondrán de tal forma que faciliten al personal su trabajo y con ello, ofrecersela al cliente de una forma cómoda y funcional.

Si pretendemos una tienda mas desenfadada, con una imagen mas accesible ,diseñaremos expositores intuitivos, agrupando  el producto bien por color, tipo, zona o el método que mejor nos venga.

La clave está en facilitar la compra al cliente y sobre todo, centrar su atención en nuestro objetivo manteniendo siempre y por encima de todo la sensación de orden.

Podrías querer un espacio que aune ambos modelos, y de hecho existen en la actualidad multitud de tiendas que ofrecen espacios diferenciados en dónde se acentuen zonas de compra más libre con zonas de atención personalizada.

Es tipo de negocio que requiere un diseño de ineriores muy cuidado y pensado, en dónde un profesional debe meter mano, ya que un diseño erroneo dará como resultado una tienda a medias tintas, que no será capaz de dirigirse con claridad a sus clientes potenciales.

3) La iluminación

Vamos a partir de una base: no hay mejor luz que la luz natural. Esto es así y todo proyecto debe tener como valor imprescindible un diseño basado en luz natural y en luz artificial como complemento a la misma y como general en caso de ser un diseño en interior.

Todo proyecto de interiorismo puede verse mal a medida que avanza el día y la dependencia de mayor cantidad de luz artificial se hace patente si no ha conseguido realzar el local comercial con la luz más adecuada para cada zona y o producto.

En realidad el interiorista debe diseñar dos locales, uno con luz natural y otro con luz artificial tan importante es el primero como el segundo.

La iluminación puede mejorar un mal proyecto y estropear uno bueno muy facilmente.

Con luz halógena podemos resaltar detalles, es una luz concentrada que se puede utilizar para acentuar una zona o prenda. Recordar que la luz led, tiene variedad de formas, colores, tamaños y forma de iluminar, por lo que bien utilizada puede ser un gran aliado en nuestros diseños.

Sólo una conjunción perfecta y estudiada de estas claves (como dijimos al principio del post, y muchas más) nos hará diferenciarnos de la competencia y tendremos una base sobre la que construir nuestro diseño de interiores para una tienda de ropa.